Calidad del agua, Salud

Flúor y arsénico en el agua en México

Actualmente alrededor del 92% de la población mexicana tiene acceso al agua en México. ¿Pero es realmente potable el agua que consumimos en nuestras casas? ¿Verdaderamente esta agua cumple con las normas establecidas por la OMS?

Numerosos científicos advierten de la presencia de 2 sustancias químicas tóxicas para el ser humano, el fluoruro y el arsénico, presentes en grandes concentraciones en más de 178 municipios de los 23 estados del país.

La calidad del agua para consumo humano es una cuestión que preocupa en países de todo el globo por su repercusión en la salud de la población. Generalmente se considera que el agua superficial está contaminada por diferentes aspectos asociados a la industria u otros factores externos, sin considerar el hecho de que los ambientes geológicos también contaminan el agua. Es común entre la población considerar que, si son contaminantes naturales, no son peligrosos para la salud, sin embargo, estos contaminantes deben ser tomados en consideración ya que también generan afecciones en la salud.

En México, el agua subterránea supone alrededor del 59% del consumo de agua potable del país. Y es en los acuíferos de donde se extrae esta agua, donde se encuentran estos contaminantes que se adhieren por causas geológicas al agua. Es importante destacar que la calidad ele agua subterránea depende de las características geológicas del subsuelo.

Como ya hemos comentado en nuestros anteriores posts, la ingesta de grandes cantidades de fluoruro produce fluorosis dental y fluorosis esquelética y también está asociado con alteraciones neurocognitivas. Por otra parte, los daños que genera la ingesta de grandes cantidades de arsénico son carcinogénicos, esto se asocia con lesiones en la piel, alteraciones inmunológicas y cardiovasculares, daño renal, disfunción endocrina y daño neurotóxico.

Estos problemas generan gastos en la salud, es decir, años de vida perdidos y disminución de la calidad de vida de quienes lo padecen. A nivel mundial la carga de enfermedad por lesiones en la piel causadas por la exposición crónica al arsénico va de 1,5 a ,7 años de vida perdidos por discapacidad.

Existen diferentes tecnologías para eliminar estos contaminantes del agua, sabemos que Hindrop no es la única metodología existente. Sin embargo, estas otras tecnologías son costosas, generan aguas de rechazo, utilizan productos químicos o incluso lixivian otros materiales al agua como es el caso de la alúmina activada. Es por ello, por lo que hacemos tanto hincapié en que el medio filtrante Hindrop es la forma más cómoda, asequible y eficaz para eliminar estos contaminantes.

La presencia de estos contaminantes en concentraciones superiores a la norma ha sido reportada en varios estados del país. Según el muestreo más reciente realizado, los intervalos de concentración de fluoruro van desde 0,05 a 29,6 miligramos de flúor por litro (mg F/L). Con respecto al arsénico encontramos concentraciones desde 0,003 a 0,53 miligramos de arsénico por litro (mg As/L). Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estipula que la concentración máxima de fluoruros en el agua permitida es de 1,5 mg F/L y de arsénico 0,01 mg As/L.

A continuación, comentamos brevemente los estados afectados por estos contaminantes presentes en el agua según los últimos estudios realizados:

  • Península de Baja California
  • Sonora
  • Durango
  • Coahuila
  • Zacatecas
  • Chihuahua
  • San Luis Potosí
  • Hidalgo
  • Puebla
  • Guanajuato
  • Jalisco
  • Querétaro
  • Tlaxcala
  • Colima
  • Guerrero
  • Oaxaca

En la siguiente tabla extraída del monitoreo realizado por la CONAGUA se muestran el número de municipios afectados por estos contaminantes presentes en el agua.

Extraída del monitoreo realizado por la CONAGUA se muestran el número de municipios afectados por estos contaminantes presentes en el agua.