Calidad del agua, Salud

¿Qué es la Fluorosis?

La Fluorosis es una afección causada por una ingesta excesiva de flúor. Esta enfermedad puede manifestarse en forma de fluorosis esquelética, atacando a los huesos del cuerpo y creando malformaciones en los mismos, o fluorosis dental, afectando principalmente al esmalte de los dientes. El daño causado por la fluorosis es permanente, por lo que la prevención es muy importante en las regiones del mundo donde el problema es endémico, como por ejemplo en países como México, China, India, Etiopía, etc..

Para que se produzca la fluorosis se necesita consumir aproximadamente 10 veces la ingesta diaria recomendada, pero esto en países como México, donde se encuentran concentraciones de hasta 14 miligramos de flúor por litro, no es nada exagerado. La fluorosis dental generalmente aparece antes que la esquelética, por lo que puede permitir a los profesionales médicos detectarla de manera temprana. El exceso de flúor puede provenir de diversos factores, como el consumo de alimentos con gran cantidad de flúor o con bebidas refrescantes con concentraciones elevadas. Sin embargo, de esta manera es difícil generar la fluorosis, los casos más comunes son debido al consumo de agua con concentraciones de flúor por encima de 1,5 miligramos por litro, concentración que estipula la Organización Mundial de la Salud (OMS) como máxima permitida.

La fluorosis dental comienza con pequeñas marcas y manchas en los dientes, a veces acompañadas de una leve transparencia del esmalte dental. Si no se pone remedio una vez comienzan a aparecer estos síntomas los dientes se volverán picados, agrietados y quebradizos. Si se identifica que el paciente padece fluorosis dental, este recibe información sobre la enfermedad y como evitar que esta se propague, pues una vez generada la fluorosis no existe ningún método para curarla. Generalmente es debido al consumo de agua con elevadas concentraciones de flúor, por lo que es recomendable adquirir un filtro de agua con capacidad para la remoción de flúor.

Fluorosis Dental

La fluorosis esquelética causa fragilidad en los huesos y dolor en las articulaciones, por lo que se multiplica la probabilidad de sufrir fracturas óseas. Puede ser bastante difícil de identificar, pues los huesos no son fácilmente visibles y también existen otras afecciones que pueden causar problemas similares. En las regiones del mundo donde la fluorosis es endémica estos síntomas a menudo se toman como una señal de que un paciente padece la enfermedad. Sin embargo, en áreas donde la afección es más rara, puede llevar tiempo llegar a diagnosticarla.

El flúor es un suplemento dietético importante que ha demostrado ser muy eficaz en la prevención de caries en numerosos estudios. El hecho de que exista fluorosis no es una razón para dejar de usar pasta de dientes con flúor en el cuidado dental. Las personas con una ingesta mayor de flúor o aquellas que tengan conocimiento de que el agua de su región posee grandes cantidades de este metal pesado deben tener cuidado con la fluorosis y comenzar a usar filtros con capacidad para eliminar el flúor del agua, como por ejemplo Hindrop. En otros post hablaremos de los diferentes métodos que existen para eliminar el flúor del agua de consumo y
sus características.

Fluorosis esquelética

Related Posts